Medidas de seguridad para armamentos

Medidas de Seguridad para armamentos y programa especial de seguridad escolar

Me he comprometido de manera especial para que nuestras familias y comunidades estén todas seguras. Podemos tener éxito en la protección de nuestras familias de la violencia armada si encontramos un terreno común y desarrollamos soluciones viables.

Creo firmemente que podemos poner juntos a los dueños de armas de fuego y a los que no son dueños de armas de fuego para encontrar objetivos comunes para la seguridad general, y de ese modo hacer frente a la violencia de las armas, que es la situación actual que el país está enfrentando en estos momentos.
Después de haber crecido en una familia donde el esposo de mi madre salía a cazar para poner comida en la mesa, aprecio que las armas son parte de nuestra cultura rural. Hay que reconocer la tradición de la caza en Oregón, así como nuestras obligaciones con los Tratados Federales relacionadas con la caza. Hasta que encontremos un terreno común y desarrollemos soluciones viables, no podemos proteger a nuestras familias de la violencia armada.

Además de reconocer el derecho que los Estados tienen individualmente para establecer requisitos más rigurosos, creo que el Gobierno Federal debe proteger a todos sus ciudadanos de la violencia armada con las siguientes normas básicas:

  1. Establecer un período de espera, antes de la compra, para completar una verificación de antecedentes.
  2. Verificación de antecedentes en todos los negocios de ventas (tiendas, web, correo electrónico, ferias de armas, etc.). Y un tiempo de espera suficiente para detectar antecedentes penales y el posible daño hacia sí mismos u otros.
  3. Prohibición de munición perforante.
  4. Prohibición de ventas futuras de armas de grado militar, tales como bump stock, a la población civil (si falla la prohibición, yo apoyo limitar el uso civil de armas de guerra sólo en campos de tiro, y en estas instalaciones toda clase de armas deben estar aseguradas); y
  5. Un programa del Gobierno de re-compra de armas de grado militar, sin re-vender a los civiles.

Propongo un programa de subvenciones especiales para proporcionar a las escuelas con recursos para desarrollar programas relacionados con la seguridad. Cada Distrito Escolar podrá decidir cómo invertir mejor los fondos federales para abordar las necesidades de su comunidad, desde la instalación de equipos de seguridad hasta conseguir consejeros escolares para asegurar que todos nuestros niños tengan los recursos necesarios para prosperar.

Creo que mejorando la seguridad en nuestras escuelas y comunidades se verá una mayor inversión en nuestra infraestructura social: educación, salud, y seguridad pública. Esto incluye abordar el síndrome de estrés postraumático (PTSD), la violencia doméstica, la adicción a opiáceos, y la garantía de que todos los ciudadanos tengan salud física y mental asequible.

Como un funcionario elegido, voy a representar a mis electores. No me dejaré intimidar por aquéllos que juegan con la seguridad de nuestras familias. Me he comprometido a no tomar donaciones procedentes de NRA. Estoy a favor de una legislación para exigir transparencia para todas las contribuciones políticas, incluyendo las de NRA.

Volver a los valores